"Uno se enamora lentamente de Roma, poco a poco, pero para siempre" (Nikolai Gogol)

lunes, 21 de febrero de 2011

Sanremo 2011 e Italia vuelve a Eurovision (1)

El sábado 19 de febrero concluyó la gran fiesta de la música italiana después de cinco días intensos y emocionantes. Hay muchos a quienes les parece algo trasnochado un festival de la canción como es el de Sanremo. De hecho hay amigos míos que se sorprenden cuando les digo que durante cinco días de febrero estoy absolutamente fuera de juego cuatro horas diarias en las que me siento delante del televisor para ver el festival de Sanremo. Lo hago a través de la antena parabólica que me conecta con la televisión pública italiana, la RAI, que por cierto merece un artículo aparte. Prometo que lo haré. Para quien no me conozca personalmente, tengo que confesar que yo en mi casa apenas pongo la televisión, de ahí la sorpresa de mis amistades cuando les digo que durante veinte horas en cinco días estoy viendo el festival de Sanremo.

Adoro la música italiana; es una expresión cultural que penetró en mí hace años y que de alguna forma me ha servido para muchas cosas: desde emocionarme hasta aprender un poco la lengua italiana, familiarizarme con muchas de sus expresiones y entender un poco la vida en Italia.

Dicho esto, voy a referirme al festival de Sanremo, que todos los años en el mes de febrero se celebra en el teatro Ariston de la localidad de San Remo, provincia de Imperia, región de Liguria, en el norte de Italia muy cerca de la frontera costera con Francia.

Sanremo ha cumplido este año su sexagésimoprimera edición. Se trata de un modelo de festival de la canción anterior al Eurofestival, como se conoce en Italia, o el festival de Eurovisión como lo conocemos en España. De hecho, el éxito de Sanremo, que comenzó en 1951, hizo a la UER (Unión Europea de Radiodifusión) plantearse a instancias de la televisión pública italiana la creación de un festival de la canción europea en 1956. Aquel año comenzó la tradicional indiferencia de Italia por el Eurofestival ya que se las prometían muy felices por ser ellos quienes inventaron el modelo y por tanto eran los grandes favoritos para ganar por la ventaja que llevaban con su festival. Sin embargo, la canción vencedora en Sanremo no pasó en el de Eurovisión de la cuarta posición. La cantante se llamaba Franca Raimondi. En aquella edición Italia presentó una segunda cantante, Tonina Torrielli, que quedó última. No fueron mejor las cosas en la segunda edición del Eurofestival. De diez participantes, el italiano Nunzio Gallo quedó sexto.

Pero el remate llegó en la tercera edición. Domenico Modugno era todo un ídolo en Italia; tras vencer en Sanremo se presentó en Eurovisión y quedó tercero. La canción es una de las más famosas de la música italiana puesto que su título, su letra y su melodía identifican a Italia en todo el mundo: 'Nel blu dipinto di blu'. A continuación pueden ver la actuación de Modugno en el Eurofestival de 1958.




Italia sólo ha tenido dos triunfos en Eurovisión, los mismos que España. En 1964 venció Gigliola Cinquetti, con 'Non ho l'eta' ('No tengo edad', maravilloso título para la historia que estos días protagoniza el presidente del Consejo de Ministros italiano, Silvio Berlusconi, con las fiestas con menores en su villa de Arcore). Hubo que esperar hasta 1990 para que volviera a ganar Italia con Toto Cutugno con la canción 'Insieme 1992'.
Incluyo los vídeos de ambas.





Tan escasa cosecha de triunfos ha hecho que los italianos contemplaran con desconfianza el Eurofestival y se volcaran con Sanremo,producto este enteramente nacional que despierta pasiones como lo acredita el hecho de que este mismo año ha llegado a tener picos de audiencia televisiva de 20 millones de teleespectadores y que la media de la final del sábado 19 fuera de 12 millones con una cuota de pantalla del 52 por ciento.
Sanremo no está considerado por los italianos como un concurso tipo 'Operación Triunfo'. Es un auténtico escaparate al que mira toda Italia y grandes y reconocidos artistas tratan de estar allí cuando sacan disco nuevo. Baste sólo decir que este año entre los participantes estaban históricos de la canción italiana como Patty Pravo, famosa en España por la canción 'La Bambola' entre otras muchas,como Anna Oxa o como el sempiterno Albano Carrisi, ya con catorce participaciones en Sanremo. Antes de entrar en explicaciones sobre cómo funciona Sanremo dire que hay un dicho ya famoso sobre Albano y Sanremo, que es que la Italia profunda siempre vota, a través del televoto, por Albano. A sus 67 años el artista pugliese (nació en la región sureña de Puglia), ha quedado tercero en esta edición, después de haber quedado eliminado en la segunda jornada por el voto demoscópico del público del teatro Ariston. Posteriormente, en la tercera jornada fue rescatado in extremis por el televoto para en la final quedar en tercera posición.
En el siguiente capítulo me referiré al complejo sistema de competición que tiene Sanremo y a las particularidades de esta edición de 2011.

lunes, 14 de febrero de 2011

La penetración de las organizaciones mafiosas

Llevaba tiempo pensando en escribir sobre un tema muy espinoso sobre el que se han escrito no sólo multitud de artículos sino también de libros de todo tipo. Consciente de que este asunto merece muchos post en este blog, sí quiero empezar haciendo una pequeña aproximación, relacionar este fenómeno con mi admirada Roma y referirme a una noticia que si no fuera tan seria podría ser hasta divertida y en cualquier caso es curiosa.

Hasta hace poco, cuando en España oíamos algo sobre la mafia italiana inmediatamente la relacionábamos con Sicilia y con un sociedad muy rural. Se trata de un estereotipo ciertamente muy común pero que en la actualidad no tiene nada que ver con la realidad.

Son cada vez más los españoles que van conociendo otra mafia, la de Nápoles y su región, la Campania. Se trata de la Camorra y a ello ha contribuido decisivamente el periodista Roberto Saviano con su libro 'Gomorra', de lectura imprescindible para todo aquel que siente algún interés por Italia. El cineasta Matteo Garrone rodó sobre la obra de Saviano una película que está bien pero me sigo quedando con el libro. También hemos tenido noticia de la Camorra no sólo por sus asesinatos sino también por ser el origen de la acumulación de basura en las calles de Nápoles.
Menos conocida es la otra gran asociación mafiosa, la ’Ndrangheta, cuyo origen está en la Calabria, es decir, la región del sur de Italia que se encuentra en la punta de la bota. Ésta, la 'Ndrangheta, se ha convertido en los últimos años en la organización mafiosa con mayor volumen de negocios, de asesinatos y de otros delitos. En suma, es la asociación criminal más peligrosa en estos momentos con una enorme penetración en toda Italia y en diversos países, entre ellos España.

Italia es un país en el que la economía sumergida representa casi el 18 por ciento del PIB, lo cual es una barbaridad; ahí es donde las organizaciones mafiosas se mueven con extrema seguridad pues sus negocios abarcan todo, desde las concesiones públicas que realizan las administraciones, hasta el tráfico de estupefacientes a gran nivel; desde la extorsión a los comerciantes para recibir de ellos el 'pizzo', esto es, una especie de impuesto a cambio de supuesta protección, hasta contrabando de todo tipo de productos procedentes de cualquier parte del mundo y sin control arancelario. La facturación de las asociaciones mafiosas en Italia representa el 7 por ciento del PIB y sólo la de la 'Ndrangheta alcanza el 3 por ciento. Como ya he dicho, una barbaridad.
Se dice que alrededor de la mitad de los establecimientos comerciales de mi querida Roma están controlados de forma directa o indirecta por las asociaciones mafiosas. Y otro tanto ocurre en Milán, en el 'muy europeo e industrial norte italiano'.
En España nos llamó la atención el único caso de un ayuntamiento intervenido por el estado, que fue el de Marbella por la corrupción. Pues bien, sólo en la región de Campania hay unos 80 consistorios intervenidos por penetración mafiosa; en ellos las adjudicaciones se hacían bajo la influencia de la Camorra con ingentes beneficios para el clan que manda.
Es difícil saber de qué manera se puede evitar el proporcionar beneficios a las organizaciones mafiosas. Uno puede no gastar su dinero en establecimientos de los que se pueda saber que tienen relación directa o indirecta con estas organizaciones de delincuentes. Pero es muy difícil saberlo. Y además, sobre todo en Roma, está la venta ambulante, donde ahí si que entramos en otro mundo, y éste sí, mucho más proclive a que el mayor beneficio sea para cualquiera de las mafias.
La noticia a la que me refería al principio es una ocurrida el año 2010 en Calabria. En un pueblo, Rosarno, fue disuelto un grupo de boy scouts por penetración mafiosa. ¡Sí, han leído bien! Penetración mafiosa en un aparentemente inocente grupo de boy scouts. La historia es que uno de los jefes de ese grupo, vinculado por otra parte a la parroquia, era uno de los capos del clan del pueblo. Los pobres boy scouts, sus familiares y el párroco quedaron destrozados porque al final ocurre como en todo, pagaron justos por pecadores.
Incluyo una escena de la que para mí es una de las mejores películas que tratan el tema de la mafia. Se trata de 'I cento passi' (Los cien pasos), del extraordinario director Marco Tullio Giordana. Es una película muy recomendable de la que hay versión doblada al español. Yo incluyo la escena subtitulada.


jueves, 6 de enero de 2011

El Circo Máximo, lugar de celebración futbolística


En mi último viaje a Roma le pregunté a mi buen amigo Gioacchino Carrara, propietario del restaurante Al Piatto Ricco, dónde celebran habitualmente los seguidores de la Roma sus éxitos futbolísticos. Tenía al respecto información acerca de que los seguidores de la Lazio acudían a veces al Fontanone, es decir, la Fontana del Acqua Paola, situada en el Gianicolo, por encima del barrio del Trastevere. Y parece ser que sí, que alguna vez se han bañado aficionados laziales en el Fontanone, probablemente la fuente más querida por los romanos y una de las más desconocidas por los turistas a pesar de que se encuentra a unos metros de la embajada de España ante la República Italiana.

- Entonces, Gioacchino ¿dónde celebráis los romanistas los triunfos importantes?
- Nosotros festejamos en el Circo Máximo, que es la explanada más grande de Roma. A los de la Lazio, como son muy pocos, les sobra con el Estadio Olímpico. En cambio, nosotros necesitamos el Circo Máximo y toda la ciudad.
Con ello, el bueno de Gioacchino me vino a corroborar el hecho de que la Roma es el equipo popular de la ciudad, frente a una Lazio que nació entre las clases altas y que hoy es más el equipo de la provincia. No es extraño que los romanistas puros denominen a los laziales como 'burini', es decir, 'paletos'.
Por otra parte, que el Circo Máximo sea el lugar de celebraciones deportivas de miles de personas no era algo que me resultara desconocido. Cuando Italia venció la Copa del Mundo de Alemania en 2006, las grandes celebraciones fueron allí.
El Circo Máximo era una antigua pista de carreras, lugar de reunión para espectáculos populares situado en Roma. Situado en el valle entre los montes Aventino y Palatino, el lugar fue utilizado primero para juegos públicos y entretenimientos por los reyes etruscos de Roma. Algo después, el Circo fue el lugar destinado a los juegos y fiestas públicas tomados de los griegos en el siglo II antes de Cristo. La demanda de entretenimientos populares a gran escala por parte de la ciudadanía romana llevó a Julio César a ampliar el Circo sobre el año 50 antes de Cristo, tras lo cual la pista medía aproximadamente 600 metros de largo, 225 metros de ancho y podía albergar a unos 150.000 espectadores sentados (muchos más, quizá un número parecido, podían ver los juegos de pie, agolpados en filas sobre las colinas adyacentes).
El acontecimiento más importante celebrado en el Circo era la carrera de carros. En la pista cabían hasta 12 carros y los dos lados de la misma se separaban con una mediana elevada llamada la spina. Se conserva muy poco del Circo, con la excepción de la pista de carreras, hoy cubierta de hierba, y la spina. Algunas de las verjas de salida se conservan, pero la mayoría de los asientos han desaparecido, sin duda por haber sido empleada la piedra para construir otros edificios en la Roma medieval.

Chistes futbolísticos

Y en esta conversación, Gioacchino me contó un chiste, una barzeletta, futbolístico en el que la protagonista es su amada Roma y su no tan querida Lazio. Lo transcribo en italiano y lo traduzco a continuación.
Il Papa decide di assistere al derby Roma-Lazio e, vedendolo molto preso dalla partita, un pretino che lo accompagna gli chiede :" Santita', per chi tifate? ""Io, figliolo, non me ne intendo, ma la Lazio con i suoi colori mi rimane piu' simpatica : azzurro come il cielo, bianco come le nuvole,vicine al nostro Padre Onnipotente .... Faccio bene, secondo te, a tifare Lazio? "" Si', pero' c'e' da dire che la Lazio vince ogni morte di papa ..."Allora il Papa, alzandosi in piedi e buttando le braccia al cielo :" Ro-ma! Ro-ma! Ro-ma! Ro-ma!".

Traducción: El Papa asiste en el Estadio Olímpico al derbi entre la Roma y la Lazio. Viéndolo muy metido en el partido, un curita que lo acompañaba le pregunta: "Santidad, ¿con quien va?". "Hijo mío, a mí me da lo mismo pero la Lazio, con sus colores me parece más simpática. El azul del cielo y el blanco de las nubes me parece que están más cerca de nuestro Padre Omnipotente. Según ésto, ¿hago bien en animar a la Lazio?". "Sí, pero debo decirle que la Lazio sólo vence cuando muere el Papa". Al escuchar esto el Papa se levanta de su asiento y alzando sus brazos al cielo comienza a animar: "Ro-ma, Ro-ma, Ro-ma".


Aprovecho para incluir otro par de chistes.

Un bambino va in un negozio di abiti sportivi...e chiede al negoziante una maglietta della Juventus...e il negoziante:da arbitro o da giocatore??

Traducción: Un niño va a comprar a una tienda de deportes y le pide al tendero una camiseta de la Juventus. El tendero le pregunta: "De árbitro o de jugador".

Y otro más.

Stadio Olimpico. Derby Roma - Lazio. Poco prima della partita, un tizio vede in piedi davanti a sé un posto proprio al centro della tribuna, ancora libero, mentre il suo è quasi dietro un pilone. Si avvicina al posto e chiede al tipo a fianco:- E' libbero 'sto posto?E l'altro:- Beh, sarebbe er posto dell'abbonamento de mi moje, ma lei ormai è morta... mettite pure a sede!- Te ringrazzio! E dimme 'n po', com'è che nun l'hai prestato a quarche parente l'abbonamento?- Magari domenica prossima: oggi so' iti tutti ar funerale..

En el estadio olímpico en un derbi entre la Roma y la Lazio. Poco antes del partido un fulano sin sitio para sentarse ve delante de él, en plen tribuna, un sitio libre. Se acerca y le dice al tipo de al lado: "¿Está libre este sitio?" Y el otro le responde: "Es el sitio del abono de mi mujer pero se ha muerto. Puedes sentarte". "Te lo agradezco pero dime una cosa: ¿cómo es que no le has dejado el abono a un familiar?. Y el tipo responde: "Quizá el próximo domingo; hoy están todos en el funeral".

Son cosas del fútbol italiano.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Grazie, Gioacchino


Recientemente unos amigos han visitado Roma y han seguido mi consejo de no dejar de disfrutar de la magnífica comida que se sirve en mi restaurante de cabecera en la Ciudad Eterna, aquel al que siempre voy desde hace ya al menos catorce años. Me refiero al restaurante pizzería 'Al piatto ricco', el que dirige mi ya buen amigo Gioacchino Carrara y su mujer Anna.
Cuando regresaron estos amigos a España me dijeron lo que otros muchos: "Tenías razón. Excelente la comida". Nadie me ha dicho nada negativo sino que, al contrario, todos me aseguran que la relación calidad-precio es excelente y que el personal es verdaderamente simpático.

La sorpresa que me dieron estos amigos fue en forma de foto, la que publico en este comentario. Se trata de la puerta de entrada al restaurante: "Gioacchino ha puesto los comentarios de tu blog en la misma puerta y ha colocado allí tu foto", me dijeron. Y en efecto me mostraron la fotografía que aquí incluyo. La verdad es que me ha dado mucha alegría por el honor que para mí supone estar presente en Roma de esta manera. En ese sentido, grazie, Gioacchino. De verdad que me halaga.

Mi llegada al Piatto Rico fue casual; nadie antes me lo había recomendado. Callejeando por el barrio de Trastevere lo encontré en la Vía della Pelliccia. Recuerdo que lo primero que pedí fueron unos Spaghetti alle vongole, es decir, con almejas, y que me gustaron tanto que decidí volver. Me sentí allí cómodo y teniendo en cuenta que supongo que en el subconsciente tenía escrito que mi destino era volver a Roma una y otra vez, era indispensable tener un restaurante de cabecera. No tardé en conocer el magnífico Risotto alla pescatora que siempre recomiendo, y unos exquisitos Spaghetti alle cozze, (con mejillones) que creo que ahora no están en la carta pero que fueron inolvidables.


Con el tiempo surgió la amistad con Gioacchino y con Anna. Para ellos éramos los españoles que siempre volvíamos al menos en verano a su establecimiento. Nuestro rostro se hizo familiar para ellos y más aún cuando al local comenzaron a llegar algunos amigos que siempre llevaban consigo el papelito que yo les había entregado para que encontraran el restaurante y los consejos gastronómicos.

Es curioso que no falta quien me pregunta si me llevo comisión por las personas que allí van dirigidas por mí. En absoluto. Ellos van y quedan satisfechos. Gioacchino y Anna son felices por los clientes que les llegan recomendados por la pareja de periodistas de Madrid, como nos conocen. Y yo, qué voy a decir. Que estoy encantado de poder ser útil de esta forma.

Pronto viajaré a Roma. Y por supuesto pasaré por el Piatto Rico. Allí abrazaré a Gioacchino y a Anna y disfrutaré con su comida y su hospitalidad. Espero también poder saludar a mi ya también buen amigo y colega de profesión, Alessandro Zapulla, cuyo único defecto es algo en lo que está de acuerdo conmigo Gioacchino: es laziale, algo casi imperdonable en un rincón romanista como el Piatto Rico. Alessandro dirige la publicación http://www.lalaziosiamonoi.it/ y siempre que me lo requiere trato de proporcionarle alguna noticia sobre el fútbol español.

A todos ellos, y al personal de Al Piatto Rico, un fortissimo abraccio.

sábado, 16 de octubre de 2010

La auténtica fascinación que produce Roma


Miren; después de tantos viajes a Roma tengo muy claro que la auténtica fascinación que produce esta ciudad es que uno no sabe qué se va a encontrar al doblar una esquina. Son tantos los episodios históricos que rezuman en sus calles que uno siente que al pasear por allí se le abren amenos libros de historia.

Está claro que la basílica de San Pietro, la plaza vaticana, el Coliseo, el Moisés, la plaza Navona, la fontana de Trevi, etc, son joyas del patrimonio mundial, monumentos que atraen a millones de turistas al año. Por sí solos merecen la pena ser visitados y disfrutar de ellos, pero en una gran mayoría no merecen más que una visita, dos a lo sumo, para continuar el periplo turístico por todo el mundo.

Sin embargo, la fascinación más genuina que en mí produce Roma viene del encanto de las pequeñas cosas, de la capacidad que tiene la ciudad para sorprenderme con lo que en muchos casos pasa desapercibido. Roma es así y comencé a disfrutar de ella de verdad en mi segundo o tercer viaje, cuando dejé a un lado el típico programa de visitas de 'a esta hora en el Vaticano, después vamos corriendo a los foros imperiales y si nos da tiempo, al Coliseo'. El mayor placer que produce en mí Roma es descubrirla en su intimidad, perderme en sus calles sin muchas veces buscar nada concreto.

Sólo de esta forma es como se puede saborear el encuentro con una pequeña fuente, con un viejo pilar o un capitel de la época de los césares, o con la fachada de un palacio barroco ante la que he pasado decenas de veces sin haberme fijado en sus detalles. Sí, ya sé que alguien podría decirme que es como coger la paja y tirar el grano, pero es que cuando uno se ha atiborrado a grano, no pasa nada por sacarle partido a esa paja que a veces se desprecia.

Con esa filosofía es con la que cualquiera puede disfrutar de pequeños inolvidables rincones del casco histórico de Roma. Uno va caminando por el rione Pigna, desde la Vía del Corso en busca del Pantheón, tomando la vía Lata -sí, en la que en otro artículo dije que estaba la fuente del Facchino o del barrilete;- continuando por la vía di Santo Stefano del Cacco, unos metros antes de llegar a la iglesia de Santa María sopra Minerva, -templo de enorme interés por ser el único de estilo gótico en Roma y que además tiene una excelente escultura de Miguel Ángel, el Cristo Redentor-, se encuentra con el pie de mármol. Lo normal, es que al verlo en la esquina de la calle a cualquier le salga de dentro una expresión constantemente repetida: "¡Ahí va! ¿Y eso que es? ¡Vaya pedazo de pie!"

Leyendas para turistas son aquellas que dicen que el pie de mármol pertenecía a la estatua de Nerón que fue colocada junto al anfiteatro de los Flavios, es decir, el Colosseo, que recibe ese sobrenombre precisamente por las dimensiones de la estatua, todo un coloso, de ahí Colosseo. Pero no. Sí parece que el pie pertenecía a una enorme estatuta del templo de Iseo Campense, que cuando fue descubierto se colocó en otro sitio y que finalmente acabó allí, sobre su pedestal para admiración de todo el mundo.

Hay quien apunta que pueda tratarse del pie de una mujer. Puede ser también el de un hombre. Su observación permite que sepamos algo sobre el calzado que utilizaban los romanos, o las romanas, unas sandalias de buena factura, cuyas tiras se unen en el empeine.

Estamos en una zona muy tranquila del casco histórico, un lugar realmente sorprendente para una ciudad tan caótica como Roma; una vez repuestos de la sorpresa de encontrarse con el impresionante pie que da nombre a la calle, no dejen de pasear en dirección a Santa María sopra Minerva y contemplar los alrededores. No recuerdo quien decía que si nos fijamos en los escaparates de algunos de los comercias que por allí se concentran, estaremos ante una auténtica 'Pasarela Cibeles de la ropa y complementos eclesiásticos'. El gran Enric González, en sus 'Historias de Roma' cuenta que en el número 34 de la vía de Santa Chiara, entre Santa María sopra Minerva y la piazza Navona, se viste el Papa Benedicto XVI, así como muchos cardenales y anteriores pontífices, es decir, alta costura la de Gamarelli -así se llama el negocio- para la curia romana.

jueves, 14 de octubre de 2010

Vía Rasella, escenario para un drama


Dicen algunos romanos que en la Vía Rasella todavía se puede ver en alguna de las fachadas impactos de la metralla que produjo la explosión del artefacto de aquel 23 de marzo de 1944. Yo no los he visto, pero sí tengo que reconocer que recorrí toda la calle para sentirme en el corazón del escenario de uno de los mayores dramas de la historia de Roma.
El excelente periodista Iñigo Domínguez, corresponsal en la ciudad eterna de El Correo, dice al respecto de la Vía Rasella, que, aunque parezca una paradoja, el turismo en Roma a veces tapa la historia, y no le falta razón porque esta calle se encuentra muy próxima a la archiconocida Fontana de Trevi, tan visitada y fotografiada por millones de turistas. Y pocos de ellos saben de la existencia y el significado histórico de esta calle que es una pronunciada cuesta desde la Vía del Traforo a la Vía delle Quatro Fontane.

Para sumergirse en esta dramática página de la historia de Roma no hay más que dejar la Fontana de Trevi en dirección opuesta a la Vía del Corso, tomando, según se mira la Fontana, la calle de la derecha, llamada Vía del Lavatore, hasta llegar a la Vía del Traforo, todo ello en pleno Rione Trevi. La pronunciada cuesta que verán al llegar a esa peculiar calle que tiene un túnel excavado bajo la colina del Quirinale, es la Vía Rasella.

En la Roma ocupada por las tropas alemanas, en plena Segunda Guerra Mundial, se produjo un atentado de la Resistencia italiana contra una patrulla de un regimiento de soldados de las SS, es decir, el sanguinario cuerpo de élite de la Alemania de Adolf Hitler. A las dos de la tarde de ese 23 de marzo de 1944, la patrulla de las SS pasó en formación por la Vía Rasella cuando explotó una bomba oculta en un carrito de barrendero que allí dejaron un grupo de partisanos.
Treinta soldados de la patrulla murieron en el acto y sesenta resultaron heridos, dos de los cuales
murieron más tarde. Dos civiles también resultaron muertos un hombre y un niño. La represión de las autoridades de ocupación alemanas no se hizo esperar. Hubo centenares de detenciones y el propio Hitler ordenó que 30 italianos fueran fusilados por cada SS muerto. Más tarde lograron convencer a Hitler y ese número se redujo a 10.

El coronel de las SS Herbert Kappler comenzó en esos momentos una frenética carrera por elaborar una lista para cumplir la orden de fusilar a 320 italianos. Con los judíos no se logró completar así es que se peinó la cárcel de Regina Coeli, todavía hoy en pleno funcionamiento en el Trastevere, incluyendo en esa macabra lista a todo tipo de detenidos entre los que incluso se encontraba un sacerdote católico. Poco antes de las ejecuciones murió otro de los SS que había resultado herido de gravedad, por lo que 10 personas más fueron detenidas y finalmente por un error, o por un exceso de celo de Kappler, se detuvo a 335 personas, que fueron cargadas en camiones y conducidas a unas cuevas situadas en el sur de Roma, junto a la vía Appia, concretamente en la vía Ardeatina. Allí fueron ejecutadas esas 335 personas de un tiro en la nuca. Posteriormente, los alemanes volaron las cuevas con cargas explosivas. Entre los muertos había muchos judios, militares italianos que habían pertenecido al ejército de Mussolini y que ante la ocupación nazi demostraron su patriotismo formando parte de la Resistencia. Había comunistas y personas de ideología conservadora. Hoy Italia les recuerda permanentemente en el lugar donde murieron, un estremecedor mausoleo donde se encuentra las tumbas de esas 335 personas.
De lo ocurrido en Vía Rasella hay abundante bibliografía y también filmografía. Roberto Rossellini se inspiró en el episodio de las Fosas Ardeatinas para dirigir en 1945 la película 'Roma Ciudad Abierta', monumental origen del Neorrealismo italiano, una corriente cinematográfica que dio inolvidables títulos. De peor calidad, pero correcta en lo histórico, se puede ver la película 'Muerte en Roma', filmada en 1973 por George Pan Cosmatos, con Richard Burton en el papel de Kappler y con un impresionante Marcello Mastroianni en el papel de un sacerdote que trata de salvar a los condenados.

En cuanto a bibliografía me tengo que referir sobre todo al estudio realizado por el estadounidense Robert Katz, titulado 'La batalla de Roma', publicado en España por la editorial Turner.

Eso sí, si se encuentran en la Fontana de Trevi y quieren recordar un episodio tan dramático como impresionante de la historia de Roma, no dejen de caminar a la Vía Rasella, y si además, visitan la Vía Appia y las catacumbas, no dejen de entrar en las Fosas Ardeatinas para quedar conmovidos por lo inexplicable de las conductas humanas.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Chistes italianos

Voy a tratar en este artículo de un tema un tanto original: los chistes italianos. Italia es un país irónico como pocos, que sabe reírse de sí mismo hasta en los momentos de mayor dificultad, y que presume de un sentido del humor ancestral, ya reconocido en los tiempos de los emperadores. La historia y la arqueología nos dan no pocas muestras del finísimo sentido del humor de los romanos y ahí están, en las excavaciones de Pompeya, algunas pintadas de carácter irónico que leían los pompeyanos hace casi 2.000 años; o alguna curiosa caricatura realizada en la pared de la Villa de los Misterios de la propia Pompeya. Pero también tenemos las comedias que se interpretaban en el teatro de Marcello, en Roma, o en tantos y tantos teatros de todo el imperio, algunas de las cuales, de autores como Plauto o Terencio, han llegado a nuestros días. Y no faltan las sátiras, algunas muy divertidas y con célebres autores como Séneca, Juvenal, Petronio, Marcial, etc.

Por tanto, a los italianos les viene de largo el buen humor y cultivan en sociedad el arte del chiste. Ellos lo llaman 'barzellette' y tienen mecanismos muy similares a los españoles para provocar la risa, pero eso sí, con algunas diferencias.


Por ejemplo, lo que en España son chistes de 'leperos', esto es, de personajes exagerados en cuanto a su ignorancia, que alguien le puso el gentilicio de la localidad onubense de Lepe con gran éxito y que otros traducen a otros municipios con los que suelen tener rivalidad comarcal, en Italia son chistes de carabinieri, es decir del cuerpo policial de carácter militar, muy similar a nuestra Guardia Civil. Así pues, en el país transalpino, los chistes de tontos se los adjudican a los carabineros con una excepción: el futbolista romano y romanista Francesco Totti, un tipo extremo que despierta tanto amor como desprecio, y al que se identifica también como un tanto ignorante y excéntrico, tan rico por su fortuna como despilfarrador y ostentoso, y con la peculiaridad de que su lengua habitual es el romanesco, el dialecto de Roma, una lengua regional por mucho que nos encontremos en la capital del estado y que sólo habla una minoría de romanos. Todo ello aparece en los chistes sobre Totti.

Otra curiosidad es que los chistes que en España dedicamos a Jaimito, en Italia se dedican a otro niño de características similares llamado Pierino.


A continuación ofrezco una pequeña muestra de barzellette, en alguno de los cuales respeto el idioma italiano porque creo que se entiende perfectamente.



1-¿Por qúe no se le puede contar a un carabinero un chiste en viernes? Porque se reirá el domingo en misa.


2- Un carabiniere dice ad un collega: - Gran bella macchina la Panda 4x4!
- E perché non te la compri?
- E dove la metto?!? Ho un garage che è 3x3!


3- Dos carabinieri delante de un espejo:
- Mira; dos colegas. Vamos a saludarlos.
- Para. ¿No ves que vienen ellos?


4- Francesco Totti es llamado a la pizarra por el profesor de matemáticas para una pregunta de geometría:
- Francè, dibújame un cono
Y Totti responde:
- ¿Con o sin helado?.


5- Educación sexual en la escuela:
- Pierino. ¿Qué precauciones se deben tomar en el caso de una relación sexual con una desconocida?
- Darle un nombre y una dirección falsa, señora maestra.


6- Dos carabinieri:
- Pues otra vez se ha quedado mi mujer embarazada, ya es el sexto hijo, yo no se como le voy a mantener.
- Pero tío, controla un poco, usa la cabeza.
- ¿Y no me haré daño en las orejas?


7- La maestra a Pierino:
- Pierino, dimmi chi era Attila...
- Era un Barbaro, signora maestra!
- Soltanto? (trad. ¿Solamente?)
- E le pare poco???